Dos culos para pagar una deuda

Pedir un préstamo a la mafia puede tener muy malas consecuencias si no se atienden los pagos con sus correspondientes intereses. Por lo general todo termina con un fiambre pero en el porno todo se puede solucionar con una buena sesión de sexo anal. Así que el endeudado infiel no solo va a ver como el mafioso se folla a su mujer por el culo, algo que él no habría logrado, sino que también se va a follar a su amiga, esa con la que estaba poniéndole los cuernos a su esposa.

Mi coche se tira pedos

Hemos visto a gente demostrando su amor por los coches, incluso follándoselos o dejando que pedazos la carrocería se introdujese en su interior,…

La escena final de Hannah Shaw

Hannah Shaw es una de esas pornstars a las que no hemos prestado atención porque esencialmente ha limitado casi toda su filmografía a la…

Los dieciocho años de Nicole Bexley

Tampoco hace falta ser un genio para darse cuenta de que la manera en que ahora se distribuye el porno ha influido extremadamente en la propia…

En primera persona con Alison Tyler

Lo de Clips4Sale no deja de sorprendernos: una plataforma de venta de vídeos porno con un diseño y funcionalidad de hace diez años, y con unos…

Raquel Adán no sabe follar pero si perdonar

¿Conoces a alguna famosilla a la que no le gustaría ser actriz? No verdad, pues Raquel Adán no es una excepción y en su incipiente carrera como pornstar va a tener la oportunidad de hacer un pequeño papel de novia engañada que descubre un tanga que no es suyo y que se da cuenta de que su novio se la está pegando con otra así que Raquel Adán, tanga en mano, lo espera encolerizada y cuando él llega, como suele ser habitual, lo niega todo. Quizás tiene razón y solo es un fetichista obsesionado con coleccionar lencería femenina pero ella no quiere saber nada más de él...

Stella Cox y el poder de la Fuerza

Aquí ya sabéis que nos gusta observar las parodias porno desde la barrera, más como un espectáculo grotesco y divertido (y a veces…

La vida secreta de los hombres-perro

Quizá la expresión hombre-perro os suene a cuento de hadas o película de terror, una especie de versión venida a menos de los hombres-lobo,…